En todas las épocas el cuidado nutricional ha sido un tema destacado, pero actualmente los avances en los conocimientos en cuestión y la comunicación masiva visibilizan   el aspecto preventivo de la nutrición atendida

En el pasado y aún ahora   la consulta nutricional surge con el objetivo de solucionar problemas   de salud.   Si bien la causa de estos desordenes   puede   estar   relacionadas con   la inadecuada ingesta de alimentos, por ejemplo, sobrepeso-obesidad, diabetes2, en otras situaciones la enfermedad de base no se origina por “comer mal” este es el caso de muchas dolencias, entre ellas las neurológicas

En las últimas décadas informes científicos relacionados con el devenir de la salud mundial destacan como la observancia de la nutrición ha tomado un lugar preponderante en el cuidado preventivo de la salud, independientemente de la condición física en la que se hallen las personas.

Específicamente en casos de enfermedad neurológica, el soporte nutricional estará adaptado a las necesidades del paciente y a lograr objetivos a largo plazo.   Así en los niños se prioriza el cuidado del crecimiento corporal, haciendo foco en el desarrollo de sus capacidades y en los adultos a mantener un estado metabólico saludable evitando la aparición de complicaciones derivadas de una situación nutricional desfavorable, por ej. desnutrición o exceso de peso

Actualmente sabemos que la energía vital y el estado de equilibrio corporal ambas herramientas que optimizan la salud y la calidad de vida, se ven reforzadas por un adecuado   soporte alimentario y nutricional que abarca a todos los grupos   etarios.

Recuerden que para evaluar la propia conducta alimentaria hay que considerar:

  • qué se come
  • cómo se come
  • cuánto se come
  • cuándo se come,

y poner atención en

  • la ingesta de agua,
  • la exposición al sol,
  • el contacto con la naturaleza,
  • el tiempo de descanso,

acciones que lamentablemente no son tenidas en cuenta a pesar de consolidar la base de una nutrición sana y equilibrada.

Publicaciones científicas muestran que el exceso de productos procesados, alejados de lo natural no son beneficiosos para el cuerpo.  Por otro lado, la falta de tiempo en la actualidad, impone tendencias no favorables…entre ellas, la falta de organización en la alimentación, el exceso de alimentos empaquetados, comidas en soledad, comidas frente a pantallas y por supuesto los estados de estrés y ansiedad.     Todos estímulos que llevan a los humanos a ver con normalidad el estilo y la oferta alimentaria actual, basados en alimentos poco saludables, el pobre   consumo de frutas y verduras, el exceso de comidas rápidas… en síntesis la falta de   atención en el qué, cuánto, cómo se come.

El caótico día a día, la falta de conciencia y autocuidado favorecen la aparición de desajustes del organismo con el resultado de nuevas dolencias como cuadros malnutrición (desnutrición/obesidad), dislipemias, osteoporosis, anemias, mal funcionamiento intestinal, entre muchas dolencias más

En cambio, adherir a conductas saludables como la educación alimentaria y   la observancia de la nutrición, privilegiando la atención integral   del cuerpo, darán como resulta la prevención de estados de desequilibrio psicofísico, mejorando la calidad de vida del día a día.   Entonces el panorama se amplía favorablemente…ya no será la dieta estricta y la prohibición de alimentos el camino para lograr objetivos saludables, y si la familia se involucra activamente en el cuidado nutricional veremos que los resultados fluirán con rapidez y menor esfuerzo

Hace décadas que OMS, FAO y otros entes internacionales desarrollan material sobre criterios del cuidado alimentario y nutricional en la población.   El propósito es involucrar a los trabajadores de la salud, a la sociedad y a las autoridades gubernamentales para fomentar la conciencia y la responsabilidad del cuidado de uno mismo.

Este mes de mayo y especialmente el 28 se celebra mundialmente el día de la nutrición. Sin duda los profesionales del área estaremos satisfechos con los llamados afectuosos de los pacientes y con los avances científicos que aparecen cada día, estímulos permanentes de modificación de antiguos hábitos y aprendizaje de nuevas rutinas de vida

Festejemos esta etapa promisoria que abre un capítulo sobre el valioso poder que tenemos de elegir y abrazar conductas de cuidado como parte de los placeres cotidianos.-

© Copyright 2010-All Rights Reserved · ADM Argentina