La educación en su nivel inicial y medio es obligatoria en Argentina. Para ello hay cada vez más conciencia en las autoridades gubernamentales y educativas acerca de la necesidad de integración de las personas con capacidades diferentes, aunque cierto es, que esta conciencia, no siempre se ve reflejada en la asignación de recursos extras,  ni en las partidas presupuestarias que se necesitan para llevarlas a cabo.

Una vez que los jóvenes con alguna ENM terminan su educación media, que es muy generalizada, no logran en gran parte acceder a la educación terciaria o universitaria que desearían. Por motivos económicos, por motivos de entorno familiar, etc. Pero lo que más afecta en la decisión de comenzar una carrera universitaria de al menos 5 o 6 años, si todo sale bien, es la incertidumbre que provoca en los jóvenes el padecer una Enfermedad Neuromuscular que por su carácter de cronicidad,   no tienen claro el panorama físico que tendrán a tan largo plazo. Y peor aún, por el mismo motivo, tampoco está claro si habrá compatibilidad entre el estado físico y el campo laboral de la carrera elegida.

Es por ello que el perfil de carrera buscado y recomendado para los jóvenes que padecen ENM tienen las siguientes características.

  • Carreras de corta o mediana duración
  • Carreras con educación a distancia
  • Cursos breves on-line
  • Carreras que permitan el modo laboral Home-Office
  • Carreras administrativas