Gripe y vacuna

En el caso de la influenza (flu), la vacuna cambia todos los años ya que sus nuevas formulaciones dependen del estudio de las cepas circulantes y las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para la composición de la misma. Todos los años, en septiembre, el máximo organismo sanitario internacional recomienda las tres cepas (dos cepas de influenza A y una cepa de influenza B) que debe contener la vacuna antigripal a aplicar en el hemisferio sur.

De esta manera, a fines de 2015, la OMS publicó las cepas recomendadas para incluir en la vacuna trivalente que se usará en el invierno del hemisferio sur durante la temporada de influenza.

Esta nueva vacuna antigripal estará disponible en nuestro país a partir del 15 de marzo y, al igual que todos los años, desde su incorporación en 2011 al Calendario Nacional de Vacunación, estará indicada en los distintos grupos de riesgo.

Candidatos a vacunarse

Existe una gran cantidad de grupos en los que tiene indicación la vacuna antigripal. Entre ellos están “los adultos mayores de 65 años, los niños entre 6 y 24 meses, independientemente de los factores de riesgo, y las embarazadas, en cualquier trimestre de la gestación, porque son grupos de riesgo y la gripe puede presentar complicaciones”, señaló la doctora Hebe Vázquez, médica infectóloga de Stamboulian Servicios de Salud, Coordinadora Científica del Grupo de Vacunas del Adulto de FUNCEI. Las puérperas pueden recibir esta inmunización hasta seis meses después del parto.

De acuerdo a la especialista, la vacunación contra la gripe también está indicada en los niños, jóvenes y adultos de 2 a 64 años con factores de riesgo, como quienes presentan enfermedades de base como problemas cardiovasculares (heart and blood vessels), renales (kidney), diabetes, obesidad, enfermedad respiratoria crónica, pacientes con inmunodeficiencias congénitas o adquiridas, pacientes con enfermedades oncohematológicas o quienes fueron trasplantados.

 

Que sucede con las personas con Enfermedades Neuromusculares (ENM)

Muchas de las ENM afectan en mayor o menor grado los músculos respiratorios. Como regla general los niños y adultos con estas patologías deben recibir anualmente la vacuna antigripal y  cada cinco años la vacuna contra la neumonía.

Los niños y adultos que luchan contra la distrofia muscular, ELA y enfermedades relacionadas que limitan la fuerza muscular y la movilidad tienen un mayor riesgo de complicaciones graves y potencialmente mortales de la gripe, por lo que es importante que todo el mundo se mantenga informado y tome medidas para protegerse a sí mismos y a sus familias.

La gripe es una enfermedad contagiosa y grave, especialmente para aquellos con enfermedad neuromuscular y otras condiciones de salud crónicas. Para la mayoría de nosotros, una de los primeras y mejores maneras de prevenir la gripe es vacunarse contra la gripe (inyección).

Debe consultar con su médico antes de obtener cualquier vacuna, especialmente si usted está afectado por la miastenia gravis, polimiositis, dermatomiositis, o si está tomando medicamentos inmunosupresores tales como corticosteroides (por ejemplo, prednisona, deflazacort, prednisolona).

No podemos evitar la llegada de la próxima temporada de gripe, pero hay mucho que podemos hacer para preparar y ayudar a proteger a todos de sus efectos y complicaciones. Con esto en mente, hemos reunido la siguiente información, pautas, recomendaciones y recursos para ayudarle a mantenerse informado.

Consejos temporada de gripe

Además de recibir una vacuna contra la gripe, hay muchas maneras de protegerse a sí mismo ya sus seres queridos de la exposición a la gripe, incluyendo:

  • Educar a los miembros de la familia y compañeros sobre el mayor riesgo de la gripe estacional y la gripe H1N1 para las personas con enfermedad neuromuscular, y la importancia de mantenerse alejado de otras personas que están experimentando síntomas parecidos a la gripe.
  • Promover la buena higiene de las manos entre cada uno en su casa, lo que significa lavarse las manos con agua y jabón durante al menos 20 segundos (el tiempo que tarda en cantar “Feliz Cumpleaños” dos veces), especialmente después de toser o estornudar. Los desinfectantes para manos a base de alcohol que contengan al menos el 60 por ciento de alcohol también son eficaces.
  • Animar a todos en su casa para practicar la higiene respiratoria, cubriendo la tos o estornudo con su brazo. Tirar los pañuelos en un receptáculo de desechos después de su uso.
  • Entre sus compañeros de cuarto y / o miembros de la familia inmediata, subrayar la importancia de no compartir utensilios y beber copas, y animar a todos a evitar tocarse la cara, especialmente después de manipular los elementos compartidos como los teléfonos o los mandos a distancia.
  • Educar acerca de los síntomas de la gripe – fiebre, tos, dolor de garganta, dolor de cuerpo, escalofríos y fatiga. La diarrea y los vómitos también pueden ser experimentados.
  • Póngase en contacto con su médico tan pronto como sea posible si se desarrollan síntomas similares a la gripe.

 

Fuentes

Infobar “Vacunas: cómo protegerse contra la gripe y la neumonía

MDA “Flu Season Support

© Copyright 2010-All Rights Reserved · ADM Argentina